Protección del trabajador frente a las vibraciones mecánicas.

Protección del trabajador frente a las vibraciones mecánicas.

por -
2124
Compártelo:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Vibraciones mecánicas

Las vibraciones mecánicas se encuentra entre los factores de riesgo presentes en los puestos de trabajo. El Real Decreto 1311/2005 establece las  disposiciones mínimas para la protección de los trabajadores frente a los riesgos para su seguridad y su salud derivados o que puedan derivarse de la exposición a vibraciones
mecánicas.

Vibraciónes mecánicas trasmitida al sistema mano-brazo:  Producida por herramientas manuales del tipo: amoladoras, pulidoras, lijadoras, motosierras, martillos-perforadores y similares. Provocan problemas vasculares , de huesos o de articulaciones, nerviosos o musculares.

Vibraciónes mecánicas trasmitida al cuerpo entero: Producida por vehículos como carretillas automotoras, vehículos de carretera, maquinaria agrícola y de obra publica, etc. Producen lumbalgias y lesiones de columna vertebral.

Evaluación de los riesgos de las vibraciones mecánicas.

Al igual que con otros factores de riesgo, la empresa debe realizar la evaluación de los riesgos originados por las vibraciones mecánicas. En el caso particular de las vibraciones, este Real Decreto contempla dos opciones distintas:

Medición: Que requiere el uso de métodos, muestreos y equipos específicos.

Estimación: Que implica la consulta de la información proporcionada por los fabricantes de los equipos y la observación de las practicas de trabajo.

Esta evaluación, en cualquiera de sus dos opciones, debe ser realizada:

• Por un Técnico superior que cuente con la especialidad preventiva de Higiene Industrial.
• Con arreglo a lo dispuesto en el anexo del Real Decreto.
• Se revisará y mantendrá actualizada.

Valoración del nivel de riesgo de las vibraciones mecánicas.

La valoración del nivel de riesgo se hace por comparación
con los siguientes valores:

 

En la valoración de los riesgos se tendrán en cuenta otros
aspectos destacados, como son:
• Los trabajadores especialmente sensibles (incluidas las trabajadoras embarazadas).
• La dificultad de la correcta manipulación de controles o la buena lectura de los aparatos indicadores.
• La estabilidad de estructuras o buen estado de los elementos de unión.
• Trabajar a bajas temperaturas.
• La información apropiada derivada de la vigilancia de
la salud.

Medidas preventivas.

En función de los resultados de la evaluación, la empresa determinará las medidas a adoptar para evitar o reducir la exposición a vibraciones, así como para la información y formación de los trabajadores, planificando su ejecución.

1º: eliminar la exposición a vibraciones en su origen, mediante avances técnicos y medidas de control en origen.

2º: reducir la exposición al nivel más bajo posible.

Cuando se rebasen los valores de exposición que dan lugar a una acción, la empresa establecerá y ejecutará un programa de medidas técnicas y/o de organización destinado a reducir al mínimo la  xposición a vibraciones, considerando:

  •  Otros métodos de trabajo.
  •  Elección del equipo de trabajo adecuado.
  •  Equipos auxiliares (asientos, amortiguadores, asas, mangos o cubiertas…).
  • Mantenimiento de equipos, lugares y puestos de trabajo.
  • Concepción y disposición de los puestos de trabajo.
  • Información y formación a los trabajadores sobre el correcto manejo de los equipos.
  • Limitar la duración e intensidad de la exposición.
  • Ordenación adecuada del tiempo de trabajo.
  • Proteger del frío y de la humedad.
  • Equipos de protección individual (para mano-brazo).

Los trabajadores no deberán estar expuestos a valores superiores al valor límite de exposición. Si ésto ocurriera, se tomarán de inmediato medidas para reducir la exposición a niveles inferiores a dicho valor límite, determinando las causas y adoptando medidas para evitar que se repita.

■  La empresa adaptará las medidas preventivas a las necesidades de los trabajadores especialmente sensibles a este riesgo.
■ La empresa velará por que los trabajadores y/o sus representantes reciban información y formación sobre:
• El resultado de la evaluación de los riesgos.
• Las medidas de protección y prevención a adoptar.
• El modo de detectar e informar sobre signos de daños
para la salud.
■ Cuando la evaluación de riesgos ponga de manifiesto la existencia de un riesgo para la salud de los trabajadores, se llevará a cabo una vigilancia de la salud de dichos trabajadores.

Fuente: Instituto Navarro de Salud Laboral.

Javier Razquin Lizarraga
Javier Eransus Izquierdo
Técnicos de Prevención. Instituto Navarro de Salud Laboral.


Compártelo:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •